Obviar



Bienvenido a los foros de Huesario.es
Para poder participar activamente Regístrate (gratuitamente, por supuesto) en ESTE ENLACE

No olvides echarle un vistazo a las Normas antes de hacer uso de los foros.


Las Mallas en el Buró (Clois y Brulois Fic)

Cositas creadas por los Fans ;)

Moderadores: Lore, Shelby, Super_House, ZeTa, Trasgo


Las Mallas en el Buró (Clois y Brulois Fic)

Notapor alecks » Dom Jul 17, 2011 3:37 am

NOTA: Si lo leíste la primera vez, gracias y esta edición ha sido cambiada. Si quieres continuar espero no decepcionarte. Y como siempre digo mi ortografía no es la mejor. Pero mi imaginación y corazón se queda aquí. Dedicatoria: A los CLOISTAS escritores y Lectores…Santa si me escuchas has realidad el comic de Lois Lane.

Resumen: Mi versión de La muerte de Superman. Y si Soy Cloista.
IMPORTANTE: Tal vez un NC-17. Bajo tu responsabilidad continuar.
MATENME QUE SIN CLOIS:::DESDE MAYO DEJE DE VIVIR... :smt022

Shelby eres mi isnpiracion, por Cloista :smt023
_______________________________________________________________________________







Diciembre 2020

No es una de esas noches sin dormir que le han acompañado durante años, esta era diferente...

Tal vez era un lugar diferente o tal vez eran sus recuerdos alcanzando una vida pasada, pero esta noche no podía dormir. En la oscuridad de la habitación de sus fantasmas vagan libremente y no puede escapar de ellos.

Todo había cambiado en una sola noche, pero como todas las noches ella estaba allí delante de la ventana. Siempre esperando, esperando por él... en las sombras.

El destino de Clark era salvar al mundo y ella lo había tomado a él como su propio destino, para salvarlo y salvarse a sí misma del objeto de la destrucción de ambos, esa deseada destrucción que sus corazones más querían... el amor. Pero ya era demasiado tarde, su mundo fue construido alrededor del otro.

A medida que su corazón podía dividirse en dos, una parte le dice donde tiene que estar, teniendo el coraje y la fortaleza para enfrentar lo que un destino incierto les traerá.

"Soy un mala mentirosa... yo no soy él” susurró con miedo. Porque la verdad es que todo lo que su corazón entero quería era amarlo libre y egoístamente. La fuerza que necesitaba era sólo él y el único lugar donde quería estar era con él... con ellos.

Veía la durmiente ciudad, una luz de luna que cubre todos los rincones posibles de la ella. Sonrió y sintió dolor en su vientre y sus piernas temblaban de nuevo, le duele todo el cuerpo, pero ella no quería ir a la cama... no sin él.

Dolor, con ese dolor sentía viva la esperanza del mundo en que construyo alrededor de un hombre que nació no pertenecerle, pero que vive por ella.

Pero su ausencia le decía dónde estaba.

"Esta es tu vida de Lois"

Dejando escapar un profundo suspiro de un intento fallido de liberar el peso puesto sobre sus hombros, se fue a la cama y se metió en ella, teniendo cuidado de no despertar a su compañero. Ella fijó su mirada nostálgica y dejo un dulce beso lleno de todo el amor que había en su corazón en la mejilla de un rostro que no pertenecía a Clark Kent, pero ella sabía que incluso en esta vida, incluso con la ventana cerrada, le espera a él. Ansiosa de ver la mallas en el buró


_____________________________________________________________________________________


Capitulo 1: EL COMIENZO.


Sólo míralo.

Tan delgado, tan poderoso...tan hermoso.


Como un Dios dorado hecho carne…por supuesto, cualquier Dios sensible demandaría absoluta obediencia...


...como pago por su favor.

Pero no, nuestro hombre de acero nos protege y nos guarda...


... sin demandar nada.


Y la gente, hm... prácticamente lo adora en todas partes.


Disfruta de tu reino mientras…Puedas, Superman.


Porque es tan seguro que como la noche sucede al día... llega un momento en que hasta los Dioses mueren.


_____________________________________________________________________________________

Mayo 2020




Eran como truenos que se comían el aire produciendo sonidos que retumban en las paredes de los edificios con violencia.

Superman se paró frente a ella “Tiene que terminar aquí Lois, Doomsday debe ser detenido a toda costa.”

“Doomsday?” Lois en voz baja.

Sin poder contenerse, trabó los brazos alrededor de la cintura de ella y la llevó más cerca de él. Clark la atrapo en lo que parecía un beso final.

En el círculo de sus brazos, sintió un cambio en el cuerpo de ella cuando suspiró, sus labios se apartaron, y el aliento cálido de ella llegó a su pecho, su corazón latía apresurado él tenía miedo. “Ni lo pienses” dijo ella.

Él deslizo sus manos por su cuerpo hasta detenerse en su mejilla y le inclinó la cabeza hacia arriba para que sus miradas se encontraran. “Te amo”

Ahora ella tenía esa mirada, no aquella resplandece para él, la luz se había apagado, ahora estaba inundada de terror , pero él no sabía qué podía hacer al respecto. Y no tenían mucho tiempo. “Eres lo mejor que pudo pasarme, por siempre recuérdalo”, dijo él en voz baja.

“No...No, no. Vas a volver…Tienes que volver a mí”


“¿Me busca…tengo que irme?” Contesto Superman podía escuchar la destrucción que Doomsday dejaba a su paso.

“Prométemelo…prométeme que volverás a mi” La voz de ella se desvaneció, y él tuvo la sensación de que ella no le estaba haciendo una pregunta, sólo estaba tratando de hacerse a la idea. Ella tenía la mirada perdida en el infinito azul de sus ojos, y Superman sabía que estaba viendo directamente a su alma.

“Todo va a estar bien, tu vas a estarlo”, murmuró contra su cabello. La contuvo salvajemente sabiendo que el calor y la intensidad de sus pensamientos llegarían adonde las palabras no lo harían. “Todo va a estar bien y es lo único que importa…mi amor” dijo antes de zafarse de su calor sus manos se deslizaban por de la de ella lenta y decadentemente, Lois sujeto firmemente la punta de sus dedos, ella no podía perderlo.

“Clark ...?” El nombre parecía flotar en el aire. Los sollozos suaves y angustiosos de Lois le rompían el corazón.

Entonces Metrópolis se estremeció ante el rugido de la bestia, no había otra manera de describirlo. Era enorme y monstruoso, con protuberancias óseas afiladas por todas partes el cuerpo.

“Tengo que irme” al tiempo que vio a Jimmy Olsen llegar detrás de Lois “Cuida de ella, mi amigo” Superman despegó a supervelocidad.

“Lois tenemos que irnos” dijo él pero ella estaba perdida con su mirada en el cielo Lois sabía, sabía que esta era la última vez que vería a su esposo.

_____________________________________________________________________________________


Pasaron los minutos y Lois daba una mueca de dolor a cada golpe que Clark recibía de ese gigante monstro.

Los golpes caían pesadamente y otra vez. Superman nunca había sentido este tipo de dolor, nunca había visto la sangre de las heridas abiertas en su cuerpo. Levantó un brazo para protegerse la cabeza de los salvajes puños, rápidamente Clark golpeó con un puñetazo Doomsday tan duro, dejándolo inmóvil por unos momentos, aprovecho lo sujeto fuertemente para elevarlo consigo.

En segundos estaba fuera de la tierra que tanto amaba, escuchando entre tanto un corazón, por un momento había un eco, pero el de ella latía tan apresurado.

“Adiós Lois”

Dejando caer su cuerpo al vacio junto con la bestia. Sus cuerpos se cubrían de fuego, las personas observaron como la bola de fuego atravesaba los cielos hasta el centro de la ciudad, entonces un golpe retumbo, cristales rotos por el impacto y una nube de polvo cubrió el área. Ambos combatientes se quedaron inmóviles durante unos minutos.

Corría apresuradamente como si vida dependiera de ello para llegar hasta él.

“Lois” la débil voz de Clark.

“Superman” Freno en seco buscando alrededor cuando la silueta del hombre surgía entre la nube de polvo solo para desvanecerse ante ella, tendido en el suelo, cubierto de sangre, con el rostro contraído de dolor. Todo estaba en silencio y lo único que Lois podía hacer era sostener a su esposo en sus brazos.

“¿Lo hice?” Le preguntó en voz baja.

“Sí, cariño que nos salvaste a todos” Fue su respuesta.

“Bien” dijo Superman en su último aliento.

Lois sintió que la vida dejaba su cuerpo mientras lloraba y le sostenía.

"NOOOOO…Clark…NOOO!” Lois se encontró en su cama .Ella seguía llorando incontrolablemente.

“Lois”

"Donde esta?" pregunto alterada, viendo a su amigo sentado a su lado en su cama “Bruce, donde esta Clark…” intento levantarse, pero él se lo impidió.

“Lois, tienes que calmarte”

“Tengo que ir con él…él me necesita”

Intento ponerse de pie nuevamente, Bruce el tomo ambos brazos tratando de detenerla.

“Lois… Tu sabes donde esta Clark” le peso decir esas palabras.

“No… no, no” sollozó ella “él volverá, el siempre lo hace…”

“Sabes que no será así…”

Ella comprendió que estaba tratando de decirle. Las lágrimas caían por sus mejillas mientras ella le susurró "Lo necesito…"

“Lo siento Lois” Mientras le abrazaba.

Bruce la sostuvo contra su pecho y le meció adelante y atrás. "Shhhh, Lois…"

“Él está aquí. Está en mi cabeza. Escucho su voz todo el tiempo, siento en mis manos la sangre que derramó”, dijo jadeando. “No puedo ver más allá de él. Bruce…Clark está en todas partes. Lo siento en mi interior”

_____________________________________________________________________________________


Había pasado unos minutos, comenzó a calmarse Lois.

“Cuanto he dormido” Pregunto ella.

“Hasta donde recuerdas?”

“Volvía del cementerio…con Chloe y todo empezó a darme vueltas, solo recuerdo el pasto en mi rostro”

“Chloe está afuera con Hamilton”

“Emil…Que hace aquí?”

“Ella le llamo, está muy preocupada por ti...”

“Voy a estar bien, solo…”

El llamado de la puerta le interrumpió “Bruce…” Dijo Emil asomándose.

“Si…adelante” Se puso de pie “Saldré para que te examine”

Emil entro con su maletín medico.

“No es necesario…estoy bien”

“No, no lo estas” Dijo Chloe al entrar “Esto ha sido muy duro para todos, Lois…solo deja que Emil haga su trabajo”

“Estaré afuera” Dijo Bruce antes de salir.

“Bien si no hay mas que se interponga, Chloe” Dijo Emil.

“Estaré con Bruce”

Minutos más tarde Emil salía de la habitación.

“Como esta ella” Pregunto Chloe.

“Ella quiere verte”

_____________________________________________________________________________________

Lois se encontró con los ojos perdidos en aquel anillo que significaba su unión con el hombre que ama. Ahora la pequeña pieza de metal parecía perder el valor, pequeño en comparación con lo ahora había entre ellos, parte de él vivía dentro de ella. Parte de ella quería reír. Pero la otra solo veía la realidad él no estaba ahí, nunca más lo haría.

No fue hasta hace unas semanas atrás que habían tocado el tema.
_____________________________________________________________________________________


Clark hacia su camino del baño a la cama nuevamente, Lois mordiéndose el labio, ella recorrió de arriba abajo el bien formado cuerpo ahora desnudo de su esposo.

"Se terminaron” Dijo Clark mientras mostraba la caja bacía de condones.

“QUE...”

Habían pasado casi 2 años de matrimonio. Y desde la primera vez, era normal hacer el amor 8 veces a la semana. Sin embargo, esta semana tenía que romper algún tipo de record, ya que lo estaban haciendo más de tres veces al día. Cada día de esta semana lo habían hecho dentro en uno de los armarios, en oficinas bacías del Planeta, en el auto, en medio del estacionamiento y una vez en casa Lois atacaba y Clark no podía escapar.

“Creo que tendremos que dejarlo para otro momento”

Algunas veces Lois pensaba que Clark actuaba como una solterona escandalosa cuando se aventuraban en explorar su sexualidad, pero en el momento que lo atrapaba su pasión no tenia limites, pero ahora cuando lo único que se interponía en tener lo que ella quería era un maldito globo de latex y el sentido de responsabilidad del hombre de acero, no señor ella no iba a dejarlo para después.

“AHORA…”

“Lois has dejado tu tratamiento y…”

“No sería la primera vez que lo hacemos sin protección”

“Pero Lois”

Respiró hondo antes de cerrar los ojos, sintiendo que moriría si no terminaban lo que habían empezado hace 15 minutos en el taxi y continuaron por el pasillo hasta el departamento. “Ok, Smallville entra en la cama o yo misma te arrastrare hasta ella”

“Estas segura”

Lois se pasó una mano por el pelo y se movió hacia Clark al pie de la cama y le tomo de los hombros.

“Smallville estoy aquí, desnuda apunto de incendiar la cama…”

“Pero Lois”

“MALDITA SEA VEN AQUI” mientras le arrastro con ella a la cama.

Se sentó a horcajadas sobre, sujetándole con más fuerza. Sus besos se volvieron más feroces "No puedo evitarlo, te necesito Smallville...."
El no ofreció protesta las palabras de Lois le enviaron una deliciosa emoción a través del cuerpo, él cambio sus lugares, ahora el estaba arriba y cuando él se apoyó su boca en la de ella, Lois le tomó calurosamente, sus mentes se cerraron y permitieron que los dictados del corazón y carne les gobernaran.

Hubo pocos preliminares esta vez, cuando él se aseguro que su cuerpo estaba listo para él. Le vio, era tan hermosa, por dentro y por fuera nunca se cansaría de repetírselo.

“Te amo… Lois”

Aquellas palabras no hicieron más que desatar lo que ya había empezado. Su boca se fundió con la de él, y Clark se hundió despacio y profundamente en ella.

“Te amo Clark…”Le susurro al oído entre movimientos salvajes y acompasados.

Las mentes en blanco, los cuerpos unidos y siguiendo una coreografía cada vez más rápida y fuerte hasta que, con gemidos y gritos de placer, los dos llegaron al clímax al unísono.

Una hora después Lois se derrumbó sobre el pecho de Clark, ambos cuerpos empapados en sudor, respirando con dificultad.

“Woow…eso…fue” dijo él entrecortado.

“In...increible” termino Lois riéndose y él tomándola en sus brazos y abrazándola contra él mientras le acariciaba la delicada línea de su columna, y oyó su respiración suave y agitada mientras trataba de recuperar su aliento.

“¿Sabes algo, Smallville? Estoy mirando adelante al día… tu siempre hablas de esperanza, de salvar vidas, cuando podremos…tu sabes… crear una nueva vida por nuestra propia cuenta”

Clark se volcó sobre ella para mirarla, ella puso su mano tiernamente en la mejilla.

“Lo…lo que estas tratando de decir es”

“Yo estoy lista, si tu lo estas…” sus ojos color avellana lo lleno de calidez. Se inclinó y acarició su nariz contra la de ella y le beso sin sentido.

Ella le empujo para verle “No me quejo, me encanta la vista Smallville” Dijo ella disfrutando de la sensación de los labios de Clark rosando los suyos “Debemos parar de andar por el departamento desnudos que sucederá cuando Clark Jr ande por ahí”

“Que tal una pequeña Lois” arrastrando su mano por su muslo y besaba su cuello.

“Callate Smallville….Hay trabajo que hacer”





_____________________________________________________________________________________


Chloe entro en la habitación con la mirada hacia abajo en la mano que acariciaba su vientre. No había preguntas que hacer.

“Lo...”

Lois le siguió la mirada. “El dijo que nunca estaría sola de nuevo...”

“Oh Lois”. Chloe suspiró, abrazándola.

“Él quería tanto esto, el quería tanto ser papá”

“Lo sé…Lo”


_____________________________________________________________________________________



Capitulo 2: ESPERANZA




Mayo 2020


Esa misma noche.

Hoy le fue un duro caminar, no por el cansancio, ni por el polvo que las maquinas levantaban al recoger el escombro, era ese nudo en la garganta, al ver una ciudad sobrevivir, renacer. Pronto aquellos rascacielos estarían de pie, gracias a él.

Había una gran tumba llena de honor y admiración. La gente lloro por él, por Superman y a cada momento agradecen la esperanza que trajo al mundo. Pero quien recordaba a Clark Kent el noble y brillante reportero que simplemente en medio del desastre desapareció sin dejar rastro. No era de acero, no era un héroe reconocido, era un hombre, esposo, un hijo, un amigo. Como él, como todos alrededor, como aquellos que con sus manos levantaban esta ciudad sin importar las yagas, el cansancio.

Había héroes en todos lados, si bien no portaban capas, no poseían una increíble fuerza ni podían volar. Su poder era la fe.

Nadie prestaba atención a su fotografía en los poster que anunciaban su desaparición, todos lloraban inconsolables por el guardián, el hombre de acero. Y sin embargo el joven continuaba su labor, colocándolos en donde era posible. Sus manos estaban llenas de goma y residuos de papel. Pero Perry podía ver en su acción la fe. La misma que aquel joven demostró al aferrarse a él para salvarle la vida en aquel acantilado. Esa fe la tenía hoy aquí, como la corazonada de tantas veces, Clark Kent estaba aun entre ellos, y como la verdad, él tenía que aparecer y seria el que lo traería de vuelta a quien consideraba su hija.

“Señor creo que ya hemos cubierto todo” Dijo el joven pelirrojo.

“Bien Jimmy vamos se hace tarde”
El joven recogió las cosas y se levanto rápidamente y camino hasta él.
“Listo, jefe”

“Te diré algo Jimmy” Dijo mientras empezaban a caminar por las derrotadas calles.

“Si Señor”

“Ese Hombre es un Héroe realmente”

“Si señor, Superman era único”

“No Jimmy, me refiero al hombre que escribía”

“Clark, Señor” Sonrió tímidamente.

“Si, te conté la vez que salvo mi vida”

Los dos hombres caminaron, y un sorprendido fotógrafo sonrió al sentir la mano de aquella leyenda que admiraba apretar su hombro.

“No señor, pero muero por escuchar”


_____________________________________________________________________________________


Departamento, Sullivan 1938.



“Estoy embarazada” Tal vez fue dulce, tal vez sobre actuó, tal vez no del todo feliz. Pero estas palabras la trajeron a la vida hace unas horas.

“Oh, Dios…” Agradeció no estar de pie por que sus pies temblaban. Busco aquellos ojos que seguramente estarían brillando, para ella, la de aquel niño, la de cada navidad al abrir sus regalos, la de aquel joven travieso que hurgaba el horno, pero no, no estaban, busco en cada uno de los rincones, pero frente a ella solo encontró los aquellos marrones, brillantes en el cristal de las lagrimas.

“Cuanto?”

“Según Emil, alrededor de 9 semanas”

“Voy a ser abuela” Pero cuando Martha envolvió a la joven que consideraba su propia hija en sus brazos, no era la Lois que traía las buenas noticias, no era que esperase saltara de alegría, no con lo sucedido hace una semana.

“Sabes que puedes decirme lo que sea” Dijo con ella a un en sus brazos. Lois solo asintió.

“Lo sé” Musito.

Martha se aparto, en ambas habían lagrimas haciéndose amenazando con desbordarse. Ninguna dijo nada, no era necesario, pero sonrieron tímidamente.

“No sé cómo, no me di cuenta antes” Dijo Lois.

“Suele pasar…”

“Tal vez no preste la atención necesaria, siempre tengo la cabeza en otro lugar”

“Lois”

“Siempre creo tener el control y de repente BAM!!!... Lo arruino, te imaginas lo que le hare a este bebe”

“Lois”

“Te imaginas tal vez sea como yo”

“Lois”

“Como diablos voy a poder controlar a alguien como yo….Demonios tengo miedo de mi ahora” Martha tomo su mano.

“Lois”

“Si?”

“Incluso para ti, tener miedo es lo más natural del mundo”

“Qué tal si lo arruino?”

“Sabes…Nunca me deje guiar por la primera impresión, pero nunca olvidare el día que llegaste a nuestra vida, sin importarte como, lo encontraste y lo trajiste de vuelta… Hiciste lo que tu corazón te pidió que hicieras. Lo correcto. Lois ese día me devolviste la vida”

Por un momento ese dolor que tenía en su corazón, parecía haber sanado. “Y ahora cuando creí que no podría con esto, lo traes de vuelta, en ti…él vive de nuevo…Lois” Martha acaricio se mejilla. “Nunca imagine que recorrería este contigo, Lois”

Lois le vio fijamente tratando de contener las lágrimas “Por favor no hables como si tuvieses miedo de pronunciar su nombre”
Martha se aferro nuevamente a ella en un abrazo “Cuando mi madre murió… todos tenían miedo de hablar de ella frente a mí, pensaban que me pondría a llorar como la estúpida chiquilla que era, lo odiaba”
Martha acariciaba el cabello de Lois, tratando de calmarla “Y eso es exactamente lo que estoy haciendo ahora, tener miedo de llamarlo…sé que me rompe por dentro, porque cada vez que lo hago, espero ver esa estúpida sonrisa que amo salir de donde sea… Y aunque sé que es imposible…Quiero que su nombre se oiga donde yo vaya, quiero que este bebe nazca y crezca escuchando el nombre su padre”

“Clark” Pronuncio Martha en voz alta tratando de convertir el llanto en carcajada.

“Clark Kent” Repitió Lois un poco más alto en una pasajera sonrisa ensombrecida por las lagrimas.

“CLARK KENT…mi pequeño... ME VAS HACER ABUELA” Dijo Martha superando el volumen de Lois.

Y entonces aun más alto “SMALLVILLE…VAS A SER PAPA!!” Fue cuando la joven mujer se derrumbo en los brazos su madre.

_____________________________________________________________________________________


Capitulo 3: CRISTAL




Tres Semanas Después...



Nunca dejará de fascinarle el mirar al resto de la humanidad, tranquila, invirtiendo el tiempo en planes a futuro, reprochando el tiempo perdido, malgastando el tiempo buscando una pisca de admiración de otro cada día, dejando la vida pasar, a veces sin vivir, sobreviviendo.

Y ahora frente al centro de su mundo, ella. Tiempo, distancia, peleas, pero al final, el destino, almas gemelas y ahora entre ellas había cristal. Belleza, tristeza, y silencio inundan la habitación. Ella está ahí, en su cama, pero su mirada al infinito vacío, está perdida y él lo sabe, porque el también lo está.

Una ráfaga de viento juega con unas cuantas hojas cobrizas en el suelo, las mira, se han caído de la planta al lado de la ventana, ahora ya no es verde se ha convertida en cobriza.

Realmente esto es la muerte, realmente es el fin. El con ella, sin ella…la nada, un ser que depende, de su presencia para ser quien es.

“Lois” Golpea el cristal “Aquí estoy”

Ella toma una almohada, la de al lado, la de él, sujetándole como su vida dependiera de ello, no, es él en ella, su esencia extinguiéndose, por ella, en sus brazos, en cada respirar.

Golpeó nuevamente “Lois…estoy aquí baby” pero cada vez su mano pesa más, pesada como el aire que se respira. La desesperación bajo su piel, acercándole cada vez más al abismo.

“Lois” su palabra, su promesa a sí mismo, toda su fuerza lo trajo hasta aquí, a su balcón el de ambos, solo para verle.

“Lois” Cuantas veces lo diría, como darse por vencido, el último momento era ahora. Tal vez el próximo estaba muy lejano. Pero dolía la cercanía, como el deseo de tocarla.

Su cabeza cae al tiempo que sus ojos ven el suelo, sus pies, no puede sentirlos.
Torquasm-Rao usó toda su fuerza en esta técnica que no solo le permite conectarse con sus instintos si no también separa su mente de su cuerpo, gracias a esta técnica kryptoniana aquel cuerpo lastimado yacía en aquella tumba, y su espirito aunque débil estaba donde su corazón con ella, aunque para ella estaba muerto, la palabra retumbo en su mente, nuevamente levanto la mirada para ver dentro de aquella habitación.

Pero cuando todo parece perdido, no lo está, sus ojos no encuentran una habitación detrás de aquel cristal, ni a su amada en aquella cama, sus marrones ojos se posan en él, viendo directamente a los suyos, a su corazón, como tantas veces, como ella solo sabe hacerlo, él sonríe a sus ojos cristalizados. Destellos dorados tocan su alma, este era el milagro que el pedía cada día, cada noche, en cada pelea, ver sus ojos.

Había un mundo que lo necesitaba, realmente ese mundo no sabía que lo que lo sostenía era ella.

“Te amo” a un sin escuchar sus voz, sus labios dijeron. Y su corazón se partió, ella, un cristal entre los dos, un dios entre los hombres solían decir, no su cabeza negó, “Nunca” pensó. Es aquí cuando no hay Super, es aquí cuando solo el ser existe.

“No eres Dios…Smallville” Recordó aquellas palabras que eran la cura en cada derrota.

Su mano se encontró con la de ella a través del cristal, quería sentirle. Y aquellos ojos, aquellos destellos dorados se cerraron al igual que sus manos y dos lágrimas escaparon de cada uno haciéndole ver la cruda verdad .Ella no le vía.

Tess entro en la habitación, ella limpio sus lagrimas antes de hacerle frente. Siempre ella, siempre Lois.

Tiene que marcharse, queda poca fuerza.

“Lois…” Su más grande debilidad pero al mismo tiempo su fuerza, ella.

“Looois” La palabra se desvaneció como la vista volvía a la obscuridad.

“Lois estas bien” Pregunta Tess mientras cambia de posición en sus brazos a la pequeña Samantha de apenas 6 meses de edad.

“Si” respondió riendo nerviosamente.

“Perdón por llegar sin avisar, pero perdiste tu cita hoy. Bruce estaba preocupado”

“Bruce?”

“Si , está afuera con Emil”

“Bruce, está aquí?”

“Si” Afirmó Tess.

Dos noches atrás no era extraño que estuviera ahí tocando su puerta a media noche, desde que Clark había muerto, conversaban cada noche por teléfono, citando cada sermón de Superman, de Clark. Buscando consuelo el uno con el otro.

Siempre fueron abiertos entre ellos, siempre fue su amigo, el de ambos. Bruce era de pocas palabras, pero esa noche no las hubo se quedo ahí en silencio por un momento contemplando el departamento y después a ella.

Recordó los últimos dos minutos de aquella visita, de pie, en su apartamento, con su mirada atravesándole, intentando regresar el tiempo en ese maldito segundo en que le beso. Pidió disculpas por su arrebato y se marcho, Lois no dijo palabra. No había llamado desde entonces, pero ahora estaba ahí.

“Está preocupado…todos lo estamos” Tess le saco del recuerdo.

“No deberían, estoy bien”

“Si es así, porque no ido a trabajar” dijo Tess mientras comenzaba a mecer a la pequeña de un lado a otro.

Buscaba las palabras, pero solo había una cobardía, era la correcta. Trato de decir que no podía mas, que no quería seguir, que quería morir, pero un balbuceo hace que desista. Vio a la escasa pelirroja regalarle una sonrisa sin dientes.

“Hey …Sam” Saludo Lois a la pequeña mientras se acercaba ella, quien extendió sus pequeños brazos hacia ella. La tomo abrazándola tiernamente “Te extrañe” le responde con un simpático balbuceo.

“Lois” Tess le llamo pero ella le ignoro.

Lois ve a Sam introducir su mano en la boca y empezar a chupar con ganas “Oh, cada vez pesas mas princesa”

“No tienes que fingir frente a mi”

“Lo sé…es solo que no puedo adaptarme a esto”

“No quiero imaginar lo difícil que debe ser”

“No tienes…tienes a tu esposo y este ángel”

“Y pronto tu tendrás el propio”

“Pero…”

“El no está” Tess se acerco a ella “pero te dejo lo más hermoso que pudo”

“Lo siento…Supongo que es mi mente, de la que no puedo escapar, supongo que son mis anhelos inconscientes”

“Lois, si necesitas tiempo…solo pídelo, yo no…”

“Estaré bien mañana” Interrumpió Lois.

“Ok…" Sabía que no debía escarbar más "Como te has sentido?”

“Sigo vomitando, odio el olor cafe”

“Es normal en tu estado”

“Estoy de mal humor”

“Es normal en tu persona”

“Gracias….”

_____________________________________________________________________________________


No muy lejos de ahí...

Los truenos comen el aire produciendo sonidos que retumban con violencia en la ciudad.

Cuántas veces el reflejo nos nuestra una imagen, familiar, unas veces fría, tal vez en ocasiones descolorida como las viejas fotos en blanco y negro.

Cuántas veces quisiéramos ver reflejados en ellos nuestros deseos, nuestra alma, ver nuestro rostros y ver que somos el ser en que siempre soñamos con convertirnos.

Lex no miraba su reflejo en aquel cristal, si no el poder que había adquirido, veía su más grande ambición realizada.

Sonrió, le encanta esa sensación, saber que por fin el cazador se ha convertido en la presa. En solo carne.

No lograba pensar en nada más que en esa palabra. Le llenaba el cerebro y la perseguía desde por lo menos una media hora, desde el mismo momento en el que había podido hacerse del cadáver de Superman.

Pero hasta hace pocos minutos, su mano temblorosa de emoción había tocado la incubadora, aquel ataúd de vidrio, el último refugio donde su enemigo había sido colocado.

“Muerto…” Su voz rompió el silencio de aquella bóveda “Esta será ahora tu tumba” mirando a su alrededor con perplejidad.



CONTINUARA…

_____________________________________________________________________________________

Si les interesa que siga, diganmelo. :super06

Soy mexicana, soy de Tijuana, y mis habladas, algunas veces son spanglish. Lo siento a si creces aqui :oops:

Mi primer fic aqui. La serie termino y las cosas están más claras para tener de donde partir (por ejemplo las fechas), y esto lo empecé hace mucho. Y si sigo sola en esta historia, lo que tengo que decir es que, no puedo dejarlos en el limbo tarde o temprano las historias deben terminar. Para los que empezaron conmigo, mil gracias. Esto es por ustedes y un mundo de CLOIS.

Este es mi dirección en FANFICTION:

http://www.fanfiction.net/u/2860502/aloLane


Pero creo que esto esta muerto.... A si que no me tomara, solo que aceptar ...Good bye Clois
Maybe there is hope,We need Superman, We need Clark Kent,We want season 9.
alecks
Chloe
Chloe
 
Mensajes: 2
Registrado: Mié Ene 07, 2009 4:51 am

Volver a Índice general

Volver a Fanfics

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado